¿Tu hijo es un súper dotado o tiene altas capacidades?

inteligencia, estratégias, niños, desarrollo,
Lo que realmente se tiene que hacer es ayudar a que su desarrollo sea equilibrado.

Tener un niño talentoso o con altas capacidades representa un gran orgullo, pero debe quedar claro que NO es un trofeo que presumes ante los demás, al contrario es tener enfrente de ti un gran reto.

 

Un reto al que te enfrentas diariamente para educarlo y guiarlo como un individuo con necesidades propias, y no reflejar nuestras propias limitantes. Pero, ¿cómo identificar a un niño talento?

 

  • Hiperactividad; se reduce cuando se le presenta una tarea interesante para el niño.
  • Aprende y comprende rápido y se interesa por buscar nuevos conocimientos.
  • Se muestra un poco distraído por la hipersensibilidad de los sentidos.
  • Interviene en pláticas de adultos y puede comprenderlas.
  • Le gusta platicar con gente mayor que él.
  • Frecuentemente arma objetos o estructuras.
  • Tiende a querer imponer sus reglas.
  • Sensible en el área emocional.
  • Tiene baja tolerancia a la frustración; siempre busca conseguir sus objetivos.
  • Muestra logros excepcionales en alguna materia.
  • Responde bien a la responsabilidad.
  • Genera numerosas ideas y soluciones ante los problemas
  • Es arriesgado y especulativo
  • Aplica los conocimientos adquiridos en un área a otra
  • Convence a los demás para trabajar en los temas que él propone
  • Es original al combinar ideas, métodos y formas de expresión
  • Se concentra en un tema y persiste hasta que lo domina
  • Se aburre fácilmente en actividades rutinarias

 

¿Qué hacer como papá o mamá de un niño talento? 

 

Lo que realmente se tiene que hacer es ayudar a que su desarrollo sea equilibrado, porque puede ser talentoso en uno o varios aspectos, pero no se debe permitir que descuide lo demás.

 

Más allá de desarrollar la parte cognitiva del pequeño, se debe poner atención que la parte emocional, social y física se desarrollen en paralelo, que tenga una educación integral. Y precisamente, esta situación es lo que representa un gran desafío para los papás y las mamás.

 

Los niños con altas capacidades pueden mostrar gran avance en algunos temas, pero a nivel emocional pueden necesitar ayuda, y se ve más claro cuando algunas de sus necesidades no son totalmente cubiertas.

 

Es decir, pueden registrar una mayor conciencia, pero al mismo tiempo surge la ansiedad, el perfeccionismo, el estrés, problemas para relacionarse con los demás, entre otros. 

  

Por ello, los papás necesitan ayudar al niño a lograr un equilibrio emocional, mostrar estrategias y darle las herramientas para que puedan desarrollar ese lado de su vida, deben hacer un esfuerzo adicional para enseñarles habilidades sociales.

 

Con información de Excélsior.


 

Tags: niños,, inteligencia,, estratégias,

 Imprimir  Correo electrónico

Claim betting bonus with GBETTING

Bolsa de Trabajo

 

Personajes

Denuncia Anónima