Las peores formas de morir, según la ciencia

morir, formas, peores, ciencia,
Probablemente lo hayas pensado alguna vez. Científicamente, ¿cuál es la peor forma de morir?.

La muerte es, por defecto, inoportuna. La mayoría de las muertes provocadas por el mundo natural suelen ser relativamente sin incidentes, pero la naturaleza puede ser cruel y espectacularmente espantosa de vez en cuando, proporcionando a la ciencia la tarea poco envidiable de separar cómo ocurrieron estas muertes, paso a paso.


Aquí tienes una selección de varias formas realmente horribles y accidentales de lanzarse al olvido, y la ciencia tras ellas. La mayoría de estas formas de morir son relativamente indoloras para las víctimas, pero sería bastante horripilante observarlo accidentalmente. Cuidado si no tienes un estómago sensible.

 

Atrapado en un ascensor que cae

Atrapado en un ascensor que cae

Sin la prevención de tumbarse boca arriba para mitigar el impacto y aún estar de pie en el momento del impacto del ascensor tocando el suelo, los órganos internos pueden intentar mantenerse en movimiento, a pesar de que el resto del cuerpo no. Debido a esto, los órganos podrían salirse de la parte inferior del cuerpo y las extremidades podrían romperse tras el impacto. Sin embargo, si la caída no destruye el cerebro, una persona podría sobrevivir el tiempo suficiente para ver cómo se abren sus entrañas.

 

Desollamiento

Desollamiento

Ha sido uno de los métodos de ejecución más brutales de la historia y, según la ciencia, una de las peores formas de morir. A pesar de las distintas técnicas, la base es la misma: hacerlo lentamente, cortando la piel del cuerpo de manera insoportable mientras se mantiene viva a la víctima el mayor tiempo posible (y cuando sea posible, eliminar la piel intacta). La muerte normalmente vendría como resultado de una pérdida de sangre masiva y un shock, pero en los casos desafortunados donde se usaron desolladores expertos, la víctima podría mantenerse viva en un estado de agonía perpetua durante varios días antes de sucumbir finalmente a las heridas infectadas.

 

Muerte por flujo piroclástico

Muerte por flujo piroclástico

La muerte por flujo piroclástico o por oleada piroclástica, no es ningún camino placentero. Si nos acordamos de Pompeya y Herculano y la catástrofe del Vesubio del año 79 a.C, cuando estas corrientes de densidad infernales explotaron a través de los tejados y a través de las calles, frieron rápidamente a cualquiera que se viera envuelto en este escenario: las víctimas murieron por un choque térmico extremo, congelándolas en una pose pugilística, un "rigor mortis instantáneo" cuando sus músculos se contrajeron repentinamente. Los pocos que sobrevivieron a esta etapa de aniquilación térmica probablemente se asfixiaron bajo el gas volcánico tóxico y las cenizas. 

 

Ser quemado vivo

Ser quemado vivo

Hay todo tipo de formas de quemarse vivo. Que hiervan a la víctima, que lo quemen en la hoguera o que lo mantengan dentro de una olla sobre un fuego. No importa la forma, quemarse vivo es insoportable. Una de las peores formas de morir. La piel se pelará, los músculos se quemarán y los órganos pueden comenzar a hervir o descomponerse dentro de la víctima. Puede desangrarse hasta morir, asfixiarse o morir de shock y dolor. Dependiendo de la temperatura del aire alrededor del fuego, los ojos pueden hervir en el cráneo o quemarse hasta dejarnos ciegos. Está claro que la muerte sobreviene en un estado de miedo y pánico.

 

Águila de Sangre

Águila de Sangre

El águila de sangre mezclaba brutalidad y “poesía” de una manera que solo los vikingos entendían. Primero, abrían la espalda de la víctima y desgarrarían la piel, dejando al descubierto la columna vertebral. Arrancaban entonces las costillas de la columna vertebral y las doblaban hacia atrás hasta que salieran fuera del cuerpo como si de alas se tratara. Como final horrible, los pulmones eran extraídos de la cavidad del cuerpo y cubiertos con sal picante, causando la muerte por asfixia.

 

Morir de hambre

Morir de hambre

El cuerpo almacena grasa cuando comes, pero cuando te mueres de hambre, tu cuerpo se alimentará forzosamente de la grasa. Y cuando esta se acabe, tu cuerpo básicamente comenzará a comerse los músculos. Luego, gradualmente se debilita, hasta que el sistema inmunológico comienza a fallar, por lo el cuerpo enferma por diferentes vías. Cuando los músculos finalmente se agotan, los órganos vitales se desintegran desde adentro. ¿No puede empeorar? Sin alimento, el cuerpo comienza a descomponer el corazón. Si se sigue vivo en este punto, la muerte llegará con un paro cardíaco.

 

Atrapado en una estrella de neutrones

Atrapado en una estrella de neutrones

Es prácticamente imposible que alguna vez termines cerca de una estrella de neutrones, pero si lo hicieras, te pasarían todo tipo de cosas horribles. Tras ser atraído, te encontrarías en un estado constante de caída libre con la gravedad cada vez más intensaEsta gravedad te destrozaría, comenzando con la parte de ti que estuviera más cerca de la estrella de neutrones. Si esto no provocara la muerte, lo haría la radiación. Pues grandes cantidades de radiación emergen cuando la materia cae en la estrella de neutrones. Incluso si esto no causa la muerte, los niveles de magnetismo producidos por la estrella distorsionarán los átomos; los enlaces rotos entre los átomos de las moléculas nos transformarán en una nube de plasma, convirtiéndonos en parte de la radiación de la estrella.

 

Morir por deshidratación

Morir por deshidratación

Tal vez hayas leído que si estás perdido en el mar o en un vasto desierto, la deshidratación te matará rápidamente. Sin embargo, la deshidratación no siempre es rápida. Puede llevar hasta seis días, y durante este tiempo, experimentaremos un sufrimiento casi constante. Si nos deshidratamos demasiado, el cuerpo comienza a usar agua de sus otras partes, como órganos vitales. El cerebro pierde mucha agua, y debido a que representa el control de todo, comenzará a impactar en otros órganos. Si esto sucede, tendremos dolores de cabeza y calambres en todo el cuerpo y luego entraremos en coma antes de morir. Pero lo que pasa dentro del cuerpo tampoco es un asunto baladí. El cuerpo deja de comprender cómo eliminar los desechos, por lo que la sangre se vuelve cada vez más tóxica. Al final, se pierde la capacidad de orinar y la conciencia de lo que está sucediendo realmente.

 

Morir a la deriva

Morir a la deriva

Estar a la deriva en el mar suena bastante mal, pero pensarás que al menos tienes la esperanza de que un barco que pase te vea, pero recuerda que no hablamos de las peores formas de ser rescatado, sino de morir. Personas que se pierden en el mar y que simplemente acaban mecidas en aguas abiertas, rodeado de infinitas posibilidades para fallecer. ¿Quizá un tiburón? ¿De hambre? ¿De hipotermia? Las posibilidades son muchas y precisamente por el tiempo que puede pasar hasta que la víctima desfallezca... es una de las peores formas de acabar la vida.

 

Con información de Muy Interesante.


 

Tags: formas de morir,

 Imprimir  Correo electrónico

Claim betting bonus with GBETTING

Bolsa de Trabajo

 

Personajes

Denuncia Anónima