Advierten traumas; expertos ven tensiones en retorno a la normalidad


La pandemia no sólo dejará dolor, sino una nueva realidad donde será más difícil confiar en los otros.

Neurosis, desconfianza, intolerancia, paranoia e  irritabilidad son  parte de los sentimientos que traerá consigo el regreso a la “nueva normalidad”, Incluso hay quienes, después de, al menos dos meses en encierro, experimentarán el síndrome del prisionero y querrán volver a casa.

 

Especialistas en sociología y psicología adelantaron que las tensiones y conflictos en el espacio público se darán cuando las personas  comiencen  a darse cuenta  de que la aspiración que tenían de volverse mejores  con los demás, es una simple utopía. 

 

“Vemos a mucha gente diciendo que una vez que pase la pandemia seremos mejores personas, como una promesa,  como un deber ser , que ahora vamos  a ser  todos felices; qué va pasar cuando salgamos a la calle, te vas dar cuenta que no; mucha gente va a  jugar más a favor de sí misma en una posición egoísta y  va a llevar a una sanción moral de aquellos que creyeron que sí íbamos a cambiar. Cuando convivamos en el espacio público eso va generar tensiones y conflictos. Nuestra intolerancia va a acabar siendo una sanción moral con respecto a aquellos que no se comporten como creímos que se deberían comportar”, explicó Felipe Gaytán, especialista en sociología e investigador de la facultad de humanidades y ciencias sociales de la Universidad La Salle.
 
 

En entrevista planteó  que al no poder regresar a la normalidad, previa a la pandemia, la población sentirá frustración y angustia.  Una  de las primeras cosas que se van  a tener que vencer es el  tema de la  desconfianza con el  otro, porque la gente no sabe quiénes podrían ser portadores asintomáticos del virus, explicó.

 

“Esa normalidad que conocemos ya no la vamos a tener  y eso va a ser porque vamos a intentar llevar nuestros valores y nuestras normas, las pautas que construimos en nuestra casa  en el ámbito privado al  ámbito público; pero no  todos vamos a actuar de la misma manera. Entonces vamos a estar reclamando al otro y seremos mucho más puritanos en términos de que ciertas cosas se tienen que hacer como creemos que deben hacerse”, comentó.

 

Al respecto la doctora Lucía Ledesma Torres, psicóloga y neurosicóloga clínica expuso que la experiencia colectiva  de cambios en las rutinas de la población será abrumadora.

 

“El temor a salir y retomar la rutina con relativa normalidad puede ser todo un problema a superar. Habrá quienes ya cursen con afecciones sicológicas que requieran tratamiento en forma: trastornos de ansiedad, trastornos adaptativos, síntomas de estrés agudo o de trastorno por estrés postraumático, depresión, entre otros”, indicó.

 

Prisioneros

Otro de los fenómenos que podrían presentarse, tras varios días de confinamiento es el del síndrome del prisionero.

 

“Los primeros días mucha gente va salir, pero también mucha gente lo que va a hacer es añorar inmediatamente  regresar a casa. Después  de un rato de estar encerrado, la certeza que conocían, aunque era coercitiva en la casa, los hará regresar a ese lugar que ya conocían que era seguro, como una forma de sentirse protegidos y es lo que podríamos estar viendo en las primeras semanas de la transición entre la casa y la calle”, señaló Felipe Gaytán.

 

Para los expertos, adaptarse a la nueva realidad post pandemia necesariamente pasa por construir una cultura cívica distinta.

 

“El tema emocional no es una cuestión individual solamente, es una condición de convivencia  con los otros. Tendremos que reconstruir nuestra cultura cívica y nuestros valores, evitar esa idea  de que  vamos a ser la aldea de los Pitufos donde todo mundo salgamos y nos abracemos, lo que vamos a tener que hacer es  entender, aprender y empezar a negociar con el otro. Las instrucciones no vienen en una caja, ni las piezas están completas las vamos a tener que construir y ahí sí nos vamos a tener  que poner  a prueba como ciudadanos, ese va ser nuestro verdadero reto”, concluyó Gaytán.

 

Con información de Excélsior.


 

Tags: salud,, Nueva Normalidad,

 Imprimir  Correo electrónico

Claim betting bonus with GBETTING

Bolsa de Trabajo

 

Personajes

Denuncia Anónima