"Cambiar de papa no sería una catástrofe", asegura Francisco

Reconoció que los problemas de salud que padece están limitando sus actividades.

El papa Francisco, de 85 años, no descarta la posibilidad de renunciar ante las crecientes dificultades para caminar, según admitió este sábado ante los periodistas que lo acompañaron en su viaje a Canadá:

 

"Cambiar de papa no sería una catástrofe", les dijo. 

 

Francisco, que debido a sus problemas en la rodilla no logra casi estar de pie y utilizó siempre una silla de ruedas para sus desplazamientos, habló por primera vez del tema, sin tapujos, fiel a su estilo. 

 

"No es una catástrofe: se puede cambiar de Papa y no es un problema", declaró el pontífice argentino tras reiterar que por ahora "no he pensado en esa posibilidad.

 

Pero eso no quiere decir que "pasado mañana" no piense en ello, comentó.  

 

El pontífice latinoamericano añadió que "no sería algo extraño" seguir el ejemplo de su predecesor, Benedicto XVI, de 95 años, quien renunció en 2013 al trono de Pedro porque le "faltaban las fuerzas" para seguir gobernando la milenaria institución.

 

 Con información de AFP. 

 


 

 Imprimir  Correo electrónico

Claim betting bonus with GBETTING