¿Algún día regresarán los estudiantes a los salones de clases?

coronavirus, pandemia, digitalización, Nueva Normalidad, educación,
La educación está pasando por un momento de disyuntiva: o de crisis o de oportunidad.

La educación está pasando por un momento de disyuntiva: o de crisis o de oportunidad, como lo vemos algunos. Oportunidad y gran momento para el aprendizaje en línea. Seguramente después de lo que está viviendo el mundo con la pandemia, la formación está a punto de ser renovada, al igual que muchas otras industrias.

 

Hoy en día la pandemia vino a interrumpir, y al mismo tiempo replantear, un sinfín de industrias. Vemos desde eventos y conferencias canceladas hasta la inactividad de cadenas de suministro, debido a las medidas sanitarias implementadas por los diferentes gobiernos. Ningún rincón de la economía del mundo está inmune a la propagación de COVID-19 y a verse afectada por esta crisis.

 

Esta pandemia no ha sido la excepción para la industria de la educación, inclusive ha obligado a escuelas “K-12” (primaria, secundaria y bachillerato), así como a universidades a cerrar y enviar a los estudiantes a casa. Esta realidad obligó a muchas instituciones educativas a moverse y acelerar sus planes de migración de cursos al modo de aprendizaje en línea e implementar la tecnología necesaria para la interacción entre estudiantes y profesores. Sin embargo, no todos han sido capaces o tienen las herramientas a la mano para migrar en tan corto plazo, y probablemente están deseando que esto pase para regresar a la normalidad.

 

En México existen cerca de 2,400 Universidades privadas. De todas ellas, no importando el nivel socioeconómico al que están dando servicio, muchas no han tenido la capacidad de migrar a un sistema 100% homologado, donde se monitorean los resultados, la asistencia y los trabajos, de una misma manera y en una sola plataforma.

 

Esto viene a cuestionar mucho la velocidad de transformación de la educación en el mundo, donde el formato en que seguimos impartiendo los conocimientos es en un salón de clase, como desde hace más de 1000 años, cuando el hecho es que otros sectores se han transformado de manera significativa.

 

En la actualidad tenemos más poder de procesamiento en un teléfono móvil inteligente, que cualquier supercomputadora de hace 10 años o cualquier laptop de hace 5. Pasamos más tiempo viendo contenido en nuestros celulares que en la TV, y tenemos más acceso a información en nuestras manos que la suma de cualquier cantidad de enciclopedias juntas. La gran pregunta es ¿cómo enfocar este consumo a cosas que les agregue valor a los alumnos?.

 

En muchos aspectos, el movimiento de la industria educativa hacia la instrucción remota concuerda con el movimiento de trabajo desde el hogar en las empresas. Las plataformas de videoconferencia como Zoom, Hangouts, Meet, Teams y WebEx se están utilizando con más frecuencia, al igual que los sistemas de gestión de aprendizaje como Brightspace, Canvas, Blackboard y Google Classroom.

 

Hoy en día los estudiantes están siendo preparados para la vida laboral, y al igual que las empresas, el gigantesco experimento de educación en línea acelerará los cambios que ya estaban en juego y servirán de base para los trabajos del futuro; lo desafortunado es que el cambio ha sido forzado por una situación externa, más que por una planeación estratégica de parte de todas las universidades. Y en este sentido, un reconocimiento grande a las que han logrado anticiparse y visualizar el inminente cambio.

 

Con información de Dinero en Imagen.


 

Tags: Nueva Normalidad,, digitalización,

 Imprimir  Correo electrónico

Claim betting bonus with GBETTING

Bolsa de Trabajo

 

Personajes

Denuncia Anónima