Empleados felices garantizan rendimientos incluso en crisis

Los lugares preferidos para trabajar se ubican en sectores que dependen más del capital humano.

Según sus autores, Hamid Boustanifar y Young Dae Kang, la satisfacción de los empleados y el exceso de rendimiento van de la mano. Con una base de datos de mercado que abarcan entre 1984 y 2020, su trabajo actualiza un estudio anterior de 2011 que revisaba la lista anual de la revista Fortune de las 100 mejores empresas para trabajar en Estados Unidos. 

 

Luego de crear una cartera igualmente ponderada de firmas que tienen éxito con el personal a su cargo, descubrieron que obtuvo un exceso de rendimiento —antes de costos de ejecución— de no menos de 2 por ciento anual. Incluso cuando se toma en cuenta el tamaño de la compañía, que si crece con rapidez puede tener un fuerte efecto muy positivo en una cartera también ponderada, el mejor desempeño persistió. Por último, esta cartera de los mejores lugares para trabajar no solo superó al mercado en los buenos tiempos, sino que lo hizo mucho mejor en periodos de crisis.

 

Algunos sectores obtuvieron el estatus de “mejor compañía” con más frecuencia que otros. Estos lugares preferidos para trabajar suelen ubicarse en sectores que dependen en mayor medida del capital humano. El predominio de las mejores empresas en áreas con muy buena remuneración, como el de software de computación, la banca y en general las operaciones (financieras), aunque esto puede no ser una sorpresa; sin embargo, los segmentos de la venta minorista y de productos farmacéuticos también ocuparon los primeros puestos de la lista.

 

Muchos empleados se muestran cínicos ante las campañas que realizan los jefes para obtener la acreditación de “mejor lugar para trabajar”, que se utiliza para atraer nuevas contrataciones; sin embargo, la satisfacción de los empleados puede tener un impacto decisivo en los resultados de la empresa. Esto es mucho más cierto cierto en las áreas de servicios con baja remuneración, como el de la hospitalidad.

 

La satisfacción laboral, por el contrario, suele ser mucho más baja entre los banqueros y los abogados. En este caso, la alta remuneración parece ser un factor más importante para el desempeño individual que el espíritu de equipo y el deseo de ayudar a los clientes.

 

El gerente de fondos Jerome Dodson desde hace tiempo decidió apostar por las empresas que tratan mejor a sus empleados. Eso le ha funcionado bien. Su compañía Parnassus Endeavor es uno de los fondos de crecimiento de gran capitalización de Estados Unidos mejor clasificados en los últimos 15 años, en todos los plazos, de acuerdo con Morningstar.

 

Esto sugiere que la moral y la cultura de los empleados son definitivamente importantes, no solo para los que están en busca de trabajo, sino también para los inversionistas. 

 

Con información de Milenio. 

 


 

 Imprimir  Correo electrónico

Claim betting bonus with GBETTING