Suicidios no saben de semáforo verde; cada 24 horas se matan 18 personas

pandemia, suicidio, depresión, ansiedad, causas,
54 mil personas se suicidaron de 2010 a 2018, según datos oficiales del Inegi.

En materia de suicidios México nunca ha estado en semáforo verde. A diario, en promedio, 18 personas se quitan la vida en nuestro país. De 2010 a 2018, 54 mil 687 personas se suicidaron, de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

 

En dicho periodo la curva no se ha desacelerado y, al contrario, siguió en ascenso.

 

Tejadilla Orozco dijo que hasta  ahora no existe un dato sobre el número de suicidios en México relacionados con la pandemia, sin embargo, existe información que  puede dar alguna idea de cómo podría incrementarse esta problemática.

 

Detalló, por ejemplo, que 14% de las dos mil 858 atenciones que se han dado a través del programa  Contacto Joven, que da acompañamiento emocional en medio de la contingencia sanitaria, tienen que ver con jóvenes que han referido pensamientos de muerte.

 

En tanto,un tamizaje realizado en colaboración con la Facultad de Psicología de la UNAM a 96 mil personas encontró que los motivos por los que más se solicita auxilio en estos momentos a causa de la pandemia, después de la violencia, son la ansiedad generalizada y las autolesiones, con ocho mil y 5 mil llamadas, respectivamente.

 

Planteó que es normal que cuando hay un desastre natural o una emergencia sanitaria como  la que se está enfrentando, las problemáticas  relacionadas con la salud mental se incrementen, es decir, que se experimente, estrés, miedo, irritabilidad o dificultad para dormir.

 

“Lo  que no es normal es permanecer todo el tiempo con estas reacciones”, dijo.

 

FACTORES

Especialistas piden tomar especial atención en los factores que pueden desencadenar el suicidio.

  • Sociales: Tensión social, ausencia de redes de apoyo,  pérdidas, aislamiento, exposición al suicidio y violencia ambiental.
  • Familiares: alta carga suicida familiar, abandono afectivo y desamparo, familia ausente, violencia doméstica y abuso sexual.
  • Sicológicos: intento de autoeliminación, pérdidas familiares, frustraciones intensas, ansiedad/depresión, alteraciones del sueño y abandono personal.
  • Biológicos: trastornos metabólicos, factores genéticos, edades extremas de la vida y enfermedades en fase terminal y dolor crónico.
  • También hay que poner atención en las señales de alerta como comentarios como suicidios, deshacerse de posesiones, incremento de aislamiento, decir adiós, cambios de conducta, entre otros.

 

PRESENTAN PLAN CONTRA EL MAL

Sin un presupuesto específico, hoy jueves la Secretaría de Salud  presentará el Programa Nacional contra el Suicidio.

 

Diana Iris Tejadilla Orozco,  directora de Normatividad y Coordinación Institucional del Secretariado Técnico del Consejo Nacional de Salud Mental (Stconsame), adelantó que el  programa se centra en el  individuo y  en la necesidad de fortalecer el  primer nivel de atención y las actividades de autocuidado para prevenir este fenómeno.

 

Detalló que involucra a todos los estados de la República y las dependencias del gobierno federal a fin de que implementen acciones de protección y prevención.

 

Explicó que las diferentes unidades de salud mental y adicciones van a recibir esta capacitación para poder detectar dicho nivel de riesgo entre la población, pero también las unidades del primer nivel de atención.

 

PREVÉN OLA DE SUICIDIOS PARA FIN DE AÑO

Especialistas afirman que un caso deja una estela de dolor en al menos 15 personas del entorno cercano.

 

Detrás de la muerte por  un suicidio existen al menos 15 o 20 personas en el primer círculo de la persona que se quitó la vida, que quedan afectadas directamente, estimó el suicidólogo  Carlos Valencia Barrera, director de  Effetha Kum A.C. y del Instituto EKAC

 

“Tenemos que dejar de hacer invisibles a las sobrevivientes porque aquí la cuestión de afectación no nada más es para  la persona en crisis, pues también hay que tomar en cuenta que los suicidios consumados dejan a estos sobrevivientes y quién los atiende, si son  casi  siete mil suicidios en México al año son siete mil familias que quedan fragmentadas, divididas y que hay que atenderlas  porque están sin rostro y sin voz”, alertó en entrevista.

 

El especialista dijo que el suicidio no sólo es un problema de salud, sino también un problema social que aún aparece como un tabú que urge atender.

 

En  este contexto,  junto con expertos en materia de salud mental, estimó que  la  pérdida de empleo que va en aumento en todo el país  a causa de  la pandemia de covid-19 aunado al fenómeno de la “depresión decembrina”, estaría  detonando una oleada de estrés postraumático a partir del último trimestre del año, ante lo que se puede presentar una oleada de suicidios para finales  de 2020.

 

FUERON EVITADOS 280 SUICIDIOS DURANTE LA PANDEMIA

Durante la Jornada Nacional de Sana Distancia y los 102 días de nueva normalidad, 280 intentos de suicidio fueron evitados por la línea de atención de Confianza e Impulso Ciudadano A.C. Esto significa dos casos diarios en promedio durante los periodos señalados.

 

407 casos de llamadas por ideación suicida fueron atendidas por la línea según el reporte de la asociación, además casos de personas que requerían primeros auxilios emocionales, para evitar que atentaran contra sí mismos.

 

Juntando ambos indicadores, la línea atendió tres casos en promedio por día  que recibieron atención inmediata, consulta y apoyo a toda la familia, a través de un sistema de “contrato de vida” para que la persona pueda seguir en tratamiento junto con sus seres cercanos.

 

En marzo, 58% de las llamadas que buscaron atención por intentos de suicidio fueron mujeres y 42% hombres, ambos géneros en edades comprendidas entre los 21 y 40 años.

 

En abril, la proporción cambió, el 60% fueron hombres y 40% mujeres entre 21 y 70 años, el 40% de ésos citó la depresión como motivo para la idea suicida, otras razones fueron la ansiedad por la aparición del coronavirus o alguna forma de violencia.

 

En mayo el 64 de llamadas fueron de hombres entre 23 y 48 años, mientras que el 36% de las llamadas de las mujeres se concentraron en un rango de 18 a 21 años. En junio el 67% de las atenciones fue para hombres de 18 a 48 años y el 33 por ciento de las mujeres, repitió el rango de edades de 18 a 21.

 

Julio mantuvo el 65% de llamadas de hombres entre 18 y 40 años y el 35% de llamadas de mujeres de los 18 a 23 años. 

 

En agosto el 56% de llamadas fueron de hombres y 44% de mujeres.

 

La intoxicación por gas doméstico y el consumo de pastillas fueron los métodos más recurrentes para los hombres, mientras para las mujeres fueron el abuso de pastillas mezcladas con sustancias o inyecciones.

 

Con información de Excélsior.


 

Tags: causas,

 Imprimir  Correo electrónico

Claim betting bonus with GBETTING

Bolsa de Trabajo

 

Personajes

Denuncia Anónima