La pandemia y la depresión; salud mental, el otro foco rojo

coronavirus, salud mensal, depresión, ansiedad, estrés, confinamiento, pandemia
En estas semanas de cuarentena, podría crecer el número de personas que viven con ansiedad.

La pandemia del COVID-19 golpea a México, como país que tiene una situación muy frágil de su población en lo que respecta a su salud mental, por lo que es probable que, en estas semanas y en las posteriores a la crisis, se incremente el número de personas que viven con ansiedad, depresión y también, tristemente, el número de personas que intenten suicidarse o que logren cometer suicidio.

 

Con los nervios de punta

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Hogares (ENH, 2017), en México, de 98.3 millones de personas mayores de 12 años que había en esa fecha en el país, 54.35 millones manifestaron haberse sentido preocupadas o nerviosas (55.28%). De esa suma, en 10.17 millones de casos, la sensación de nerviosismo o preocupación es “mucha” (10.34% del total).

Entre quienes manifiestan sentir nerviosismo o preocupación, únicamente 2.86 millones afirman tomar medicamentos como ansiolíticos, a fin de reducir o controlar los sentimientos descritos.

 

Deprimidos

De acuerdo con la misma ENH, 2017, de los 109.28 millones de personas mayores de 7 años que había en esa fecha en el país, 33.38 millones manifestaron haberse sentido deprimidas al menos una vez. 13.4 millones son hombres y 19.97 millones, mujeres.

 

De esa suma, 3.85 millones declararon sentirse deprimidas a diario (11.53% de quienes se han sentido deprimidas); 3.85 millones declararon sentirse deprimidas semanalmente; 3.8 millones declararon sentirse deprimidas una vez al mes; mientras que 22.84 millones declaran sentirse deprimidas una vez al año.

 

El complejo mundo del suicidio

De acuerdo con las estadísticas de mortalidad del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), en el año 2018 hubo seis mil 808 personas que cometieron suicidio. Destaca que, de esa suma, en cuatro mil 921 casos el evento ocurrió en la casa de la persona fallecida (72.28%); y que en cuatro mil 121 casos el método utilizado para quitarse la vida fue el ahorcamiento, estrangulamiento o sofocación autoinfligidas.

 

En segundo lugar, respecto del lugar de ocurrencia del suicidio, el segundo en magnitud, con 533 casos, son los categorizados como “otro lugar no especificado”; mientras que en 381 casos el lugar de ocurrencia del evento fue una calle, avenida o carretera.

 

De acuerdo con el Inegi, entre 2009 y 2018 se han suicidado 59 mil 859 personas; de éstas, 48 mil 473 eran hombres (80.9%), y 11 mil 386 eran mujeres (19.1%).

 

Frente a estos datos, es evidente la urgencia de intervenir, pero ya, a fin de atender la salud mental ante las emergencias sanitaria y económica que tenemos enfrente.

 

Con información de Excélsior.


 

Tags: salud mental,, coronavirus,

 Imprimir  Correo electrónico

Claim betting bonus with GBETTING

Bolsa de Trabajo

 

Personajes

Denuncia Anónima